viernes, 8 de marzo de 2013

La gran aventura de los griegos


Bueno, aquí lo de los comentarios brilla por su ausencia. A veces me parece que escribir en este blog no se debe distinguir mucho de escribir en mi diario íntimo. Pues no creas, que me lo estoy pensando. Porque por otra parte parece que Blogger no pone límite, o sea que puedes meter aquí toda tu vida, tus memorias ilustradas, quiero decir con fotos y todo. Hasta a veces he buscado en mi propio blog algún dato que no tenía muy seguro. Y he repasado esos programas que pongo ahí para ver cómo lo hice en otra ocasión.
Pues que te voy a contar por lo demás. Que "la gran aventura de los griegos" consistió, al parecer, en librar batalla tras batalla, que no descansaban "ni pa mear", como decimos aquí. La historia te deja siempre un regusto amargo y triste: Cuántas matanzas, cuánta crueldad y miseria. Admiramos a los griegos por su filosofía y su teatro, por su hermosa y sabia lengua, por sus construcciones y sus esculturas. Pero parece que la mayor parte del tiempo se lo pasaron matándose unos a otros, ciudad contra ciudad, Esparta contra Atenas, Argos contra Esparta, Macedonia contra Atenas y Tebas, y de vez en cuando se unían para ir juntos contra los persas o se iban a hacer la guerra muy lejos, hasta Sicilia, contra la colonia griega que había en Siracusa. Contaba el autor del libro que en alguna ocasión los ciudadanos atenienses cuando se trataba de declarar una nueva guerra, como tenían que votar, preguntaban: ¿Esta vez contra quién es y con quiénes vamos? En fin, que se ve que no tenían fútbol todavía. Ahora, eso sí, cuando llegaban los Juegos Olímpicos paraban todas las guerras y se iban todos a correr y a saltar juntos. Bueno, en nuestra propia España tuvimos algo de eso, cuando los distintos reinos y feudos aun sin dejar de ser cristianos y en el fondo hermanos y de tener un enemigo común se batían entre ellos por un "quítame allá esas pajas". Eso resulta siempre triste.
La foto es de Mérida, hermosa ciudad.

4 comentarios:

  1. No se me venga abajo por lo de los comentarios... Yo, me disculpo por haber faltado a ellos pero estoy muy liada.
    Sigue con los griegos que es muy interesante lo que cuentas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Esto de los blogs lo veo bastante parado. Yo empecé con esto por ver cómo se hacía, pero cada vez me aburro más. También es verdad que no visito demasiado otros blogs. Supongo que esto será como lo de las cartas. Si no escribes tampoco te escriben. tendré que hacer más visitas y dejar mi firma por ahí. Gracias por tu comentario, Towanda, y los ánimos que me das.

    ResponderEliminar
  3. Hay épocas, etapas... la verdad es que hay que tratar de animarlo un poco porque si no...
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Sí, Rubén. Parece que estamos en "reseso" como dicen por ahí. Entro en Facebook pero también me aburro. Habría que encontrar los colegas que comparten cosas que te interesen y con los que aprendas algo. Bueno, como ves soy difícil de contentar.

    ResponderEliminar