martes, 26 de febrero de 2013

Sobre los griegos y la cuenta la vieja



De nieves nada. Se ve que Oviedo está protegido por un "escudo térmico" u algo parecido. Aquí solo pasamos un poco de frío y de vez en cuando nos cae una llovizna encima. Mientras tanto, refugiados al amor de la lumbre leemos algo sobre los antiguos griegos en un libro titulado precisamente Los Griegos, escrito por Javier Negrete, o nos entretenemos armando programas de C++. Esta vez hasta he hecho algo útil. Es un programa que sirve para llevar la cuenta de los gastos del mes y que de paso te va dando cuenta de lo que te queda. A mí me parece interesante. O sea, te dice en todo momento lo que llevas gastado y lo que te queda por gastar. Y si te pasas, te lo advierte también. Mientras "haiga" dinero, estupendo. Puede servirte para que te guardes de echar enseguida mano a la faltriquera: ¡Ojo que solo te quedan 30 euros!
Sobre los griegos qué te voy a decir. Los espartanos me son francamente antipáticos, como todos los pueblos guerreros. Los atenienses me resultan mucho más amables. Atenas es en gran medida la cuna de nuestra civilización, como hemos oído muchas veces. Se suele hablar del arte, la filosofía y el teatro, pero una de las cosas más decisivas para el nacimiento de la democracia y el "estado de derecho" ha sido la idea de la ley escrita. Roma suele aparecer como el ejemplo por excelencia del derecho, del respeto a la ley y del juicio justo. Pues es curioso que cuando los romanos se encontraron con los  graves conflictos sociales de la rebelión de los plebeyos acudieron a Grecia buscando consejo. Grecia ya había encontrado la solución: ateneos a una ley escrita. Hasta entonces los juicios eran "estimativos"; se juzgaba conforme a la costumbre, pero los que juzgaban pertenecían a una clase privilegiada, que normalmente interpretaría las cosas a su modo. La ley escrita está ahí, ha sido consensuada y discutida y todos pueden conocerla de antemano. Esto que para nosotros es tan obvio, no lo era en los tiempos antiguos, entre otras cosas porque la escritura no existía. Creo que esto, la escritura, ha sido uno de los grandes pasos adelante de la civilización. La historia de la escritura es también apasionante. ¡Cuántos intentos en distintas direcciones y balbuceos hasta llegar a la idea del alfabeto actual, que tengo entendido fue también invento griego!
Así que Dios bendiga a los griegos, aunque supongo que no todo son luces en su historia, pues también anduvieron a cachetes unos con otros y sus costumbres no resultaban en muchos casos ejemplares.

No hay comentarios:

Publicar un comentario