viernes, 1 de febrero de 2013

Sobre Egipto y Nefertiti


Con tanto programa de informática ya nos estábamos olvidando de cualquier otro tema. Pues vamos allá. Últimamente, gracias a esa colección de Historia que está sacando la National Geographic, tan buena y tan barata - yo ya tengo 5 tomos y hasta ahora sólo he pagado 10 euros, aunque supongo que pronto me pasarán la cuenta por otros 20 -, pues gracias a esa colección, digo,  me estoy imponiendo en el tema de los egipcios (los 3 primeros tomos). Bueno, lo de imponerse es una forma de decir que me estoy enterando por primera vez de un montón de detalles de aquella civilización que duró 3000 años, una civilización interesantísima, sorprendente y que tantas preguntas suscita. Egipto no se agota nunca. Llevan excavando allí algo así como 200 años y todavía nos encontramos con nuevos descubrimientos a cada poco. Hay quien dice que, en general, apenas se ha descubierto un 1% de todos los restos que yacen enterrados aquí y allá. Luego están los objetos de todo tipo diseminados por medio mundo, en museos o en colecciones particulares, junto con las falsificaciones - supongo -. Egipto fue expoliado durante toda su historia. Incluso durante la propia y antigua historia, que ahora estudiamos, hubo ladrones de tumbas. Hasta los mismos sacerdotes de aquel entonces se dedicaban a ello, como nos consta a partir de la tumba KV 5 del Valle de los Reyes, donde fueron encontradas amontonadas una serie de momias, entre otras las momias de los principales faraones, Ramsés II, Tutmosis III y Seti I. Los sacerdotes al parecer, junto con otros cómplices, ya se habían llevado un buen botín de todas aquellas tumbas - se supone -, pero todavía había allí para dar y vender.
Egipto. Aparte de reconstruir las listas de todas las dinastías y precisar fechas, a mí me parece sumamente interesante investigar su vida cotidiana, sus técnicas, la organización de su sociedad y su economía, sus concepciones del mundo y de la vida, su religiosidad, sus principios morales, sus instituciones, el derecho, el ejército, su cultura literaria y musical,... El arte y la arquitectura es lo que mejor podemos averiguar, como es lógico; pero a través de eso y otros restos quizás podamos investigar todos esos otros campos, que para mí son la verdadera historia, la que vale la pena estudiar. Está también el tema de las etnias. ¿Quiénes eran los egipcios? Me gusta pensar, y creo que hay fundamento para ello, que el núcleo primitivo y principal de los primeros pobladores estuvo constituído por razas de cazadores, pastores y ganaderos procedentes de la que en los comienzos de la historia de Egipto, hace más de 5000 años, era todavía una zona esteparia y que ahora constituye el desierto del Sahara. Es decir, razas blancas, quizás bereberes u otras parecidas, emparentados con los actuales habitantes del norte de África. Pero también hubo un elemento de razas negras procedentes del sur, es decir, de Nubia, con la que el Antiguo Egipto tuvo siempre tanta relación.
Bueno, hay mucho que contar y comentar sobre Egipto.
La foto está tomada del último número de National Geographic y corresponde a una pieza inacabada de Nefertiti encontrada en el taller del escultor Tutmosis o Thomes en Ajnaton. Me gusta más que el famoso busto de Nefertiti del museo de Berlín. Además hay que decir que esta es de piedra, mientras que aquella, si no estoy equivocado, es de yeso, aunque en su interior hay un núcleo de piedra, que corresponde a la imagen de una mujer  más bien vieja y arrugada. De todas maneras el busto es "geométricamente" perfecto. Y en esa simetría exacta dicen que reside su admirable belleza. Hay mucho que investigar sobre Nefertiti.
Hay infinidad de videos en youtube a cada cual mejor. Por recomendar uno sobre los orígenes de Egipto, tal como se viene diciendo ahora - a partir del Sahara - pongo una dirección aqui.

6 comentarios:

  1. Excelente es poco. Amo todo lo que sea Historia Antigua y Egipto es una de esas civilizaciones. Debo en otra vida haber vivido en es civilización, me siento identificada con algunas cosas, ja ja ja. Espero que no sea por lo de antigua je je je.
    Cariños y buenfinde.

    ResponderEliminar
  2. Hola Norma.- Sí, es apasionante el estudio de la historia y especialmente el de la historia antigua. No es lo mismo ser vieja que ser antigua; yo lo he dicho muchas veces. Viejo se considera algo pasado, pero lo antiguo es lo clásico y valioso. Yo también me considero antiguo y me gusta serlo. :)

    ResponderEliminar
  3. Júntate con mi marido para hablar de Egipto que es una de sus grandes pasiones. Menos mal que no se ha enterado de esa colección porque si no la tendría ya presidiendo mi salón.

    Pero qué remajo eres, Mirlo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Towanda, compraos esa colección, vale la pena, creo. Son 30 tomos y me parece que cada tomo, a todo color, con fotografías y mucha información, unas 150 páginas, debe salir a unos 10 euros. Incluso menos, porque, como suscritor de National Geographic, yo voy a pagar por los cinco primeros 30 euros. La suscripción también es barata: 22 euros los doce meses. No estoy haciendo propaganda. Aquí pasa como con los libros de Taschen; por alguna razón, siendo buenísimos, son también sorprendentemente baratos. Saludos y gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar
  5. Pero si ya no tenemos sitio para Egipto en casa... Parece mi salón el Consulado, de verdad.

    Ya no es por el precio; es el espacio.
    Gracias, de todas formas por la explicación.

    ResponderEliminar
  6. Lo comprendo. Lo de los libros se ha convertido en un problema en muchos sitios. Creo que habría que convertir los sótanos en bibliotecas para poder guardar tanto libro. El peligro está en que la gente pierda el gusto por los libros. Entraríamos en una nueva barbarie. Celebro que estéis enamorados de Egipto. Es una cultura admirable. :)

    ResponderEliminar