jueves, 16 de agosto de 2012

De viaje por el sur de la Península IV

Un punto interesante, sin duda, de nuestra geografía es Tarifa, la ciudad más avanzada, creo que de toda Europa, hacia el sur, hacia África. Me sorprendió lo bien que se ve la costa africana, especialmente desde un mirador que existe un poco por encima de Tarifa, donde hay un chiringuito. Con unos prismáticos hasta se pueden leer los letreros de los barcos y de las instalaciones portuarias que hay al otro lado del Estrecho. Claro, solo son 14,4 kilómetros. Casi como para hacerlo a nado. La vista desde ese punto sobre el Estrecho es soberbia.  Si miramos el mapa de Google enseguida nos soprende una cosa: la poca profundidad del Estrecho de Gibraltar. En realidad el mar ahí está sobre tierra continental; por debajo de la superficie del mar África y Europa están perfectamente unidas. Según los datos, el mar en el Estrecho solo tiene 281 ms. de profundidad en algunos puntos; en otros algo más, pero no llega nunca a 1000 ms., mientras que tanto el Mediterráneo como el Atlántico llegan a profundidades oceánicas, es decir, a 5000 ms. En el mapa de Google por satélite se aprecia perfectamente la unión de los dos continentes.

Otro "pasillo" terrestre que debió de existir en épocas prehistóricas es el de Sicilia, que unía a Europa con la zona de Túnez. Pero, evidentemente, no se aprecia conexión alguna por debajo de la superficie, como en Gibraltar, aparte de que se trata de distancias bastante mayores. Tengo entendido que en algunas épocas - supongo que en las glaciaciones -, debido al descenso del nivel del mar, los dos continentes estuvieron unidos, y que incluso hubo un período en que el mar Mediterráneo quedó completamente aislado y llegó a secarse (!?) debido a la evaporación. Algo de eso he leído, pero me parece increíble. Bueno, pues esta fue mi pequeña experiencia con el Estrecho de Gibraltar, además de aclararme un poco con todo ese lío de La Línea de la Concepción, el Peñón de Gibraltar y Algeciras y su bahía, algo que no tenía ni medio claro.
Mis fotos no son muy allá, desde luego, pero por lo menos sirven para convencerse de lo cerca que tenemos a África. Ampliándolas se ven un poco mejor. No me extraña nada que los moros viniesen a pasearse por aquí siempre que se les apetecía. Para los que no lo sepan Ceuta se aprecia un poco en el extremo izquierdo de la última foto. Tampoco yo tenía claro dónde estaba Ceuta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada