martes, 13 de septiembre de 2011

Teverga y el pote asturiano


Pues hablando de todo un poco. En Asturias estamos teniendo el verano que nos negaron en Julio y Agosto. Claro, para nosotros 24 grados ya resultan "insoportables". Y eso que a la sombra se está divinamente a esa temperatura. En fin, el sol da alegría y ganas de vivir. Debe ser por eso por lo que los andaluces tienen tanta animación; temperaturas suaves en invierno y sol todo el año. Y además pan con aceite, que yo lo tengo por uno de los manjares mejores del mundo. Por cierto que para comer deben ser buenos todos los sitios de la península. Ayer mismo tuve ocasión de comprobarlo en Teverga. Claro que Teverga no es un lugar cualquiera. Pudimos saborear el riquísimo pote asturiano. Yo siempre he defendido que la comida de los pobres a la larga es la mejor. El pote era la comida de los labradores, la de diario, aunque dicen que para que sepa mejor es preferible que el día esté nublado y que a ser posible el pote se haya cocinado en una "pota", es decir, una olla, de hierro y con fuego de leña. Los domingos en Asturias se comían garbanzos, y en la fiesta del pueblo pollo, no cualquier pollo, sino "pito de caleya", es decir, pollo de verdad. Si a eso añadimos el pescado del cantábrico y las truchas de cualquiera de nuestros ríos ¿qué más nos falta? Vas a un restaurante de lujo y por una "cagadina" en el plato, como me decía uno, y además de algo que no sabes ni lo que es, te cobran una millonada. No señor, hay que ir a lo seguro: el pote asturiano.
Muchas otras cosas hay que ver en Teverga: la peña Sobia, la Colegiata y el Parque de la Prehistoria, donde aprendes algo sobre nuestros antepasados, aquellos mismos que habitaron las numerosas cuevas que por este paisaje, eminentemente cárstico, abundan. Y por hoy basta. Mañana será otro día.

8 comentarios:

  1. Yo soy una persona amante del pote asturiano, ahora ya lo como más de tarde en tarde (está hecho para estómagos fuertes) Creo que deberían probarlo al menos una vez todas las personas. ¡Seguro que más de uno se apuntaría al buen yantar asturiano!

    ResponderEliminar
  2. Qué linda tu entrada. ¡Cómo me gustaría conocer Asturias!
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. No sabía yo que los asturianos érais tan flojitos... 24º es calor?.
    Hoy cuando salía yo de trabajar... 32º.
    Yo me voy pá Asturias el próximo verano, porque no conozco el norte y ya es hora.
    Un abrazo muy fuerte, que tenía yo ganas de verte por aquí.

    ResponderEliminar
  4. Gracias a todas por vuestros comentarios.
    Marisa, creo que el pote admite variedades: más o menos berza, y más o menos compango. Caben todas las dietas.
    Norma, Asturias, según nos enseñaron de pequeños es el pais más bonito del mundo. Pero creo que eso lo dicen todos. Seguro que en Argentina o en Chile os enseñaron lo mismo.
    Towanda, como ves, no estaba muerto, que estaba de parranda... Sí, lo del calor lo llevamos muy mal. Creo que a 32º pereceríamos sin remedio. Ya va siendo hora de que conozcas el norte. Hay mucho que ver.

    ResponderEliminar
  5. Que rico el pote asturiano!!!!!! yo soy 100% de cuchara. Aquí también estamos disfrutando un poco de este tiempo luminoso y fresco del norte. Besos

    ResponderEliminar
  6. Me enloquece el pote asturiano, incluso si se torna por la noche antes de irme a dormir.
    El calor lo resisto bien, bueno, y el frío, en verdad soy de fácil adaptación térmica.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Hola Ana María.- Yo creo que por la noche está mejor aun, cuando ha sobrado del mediodía. Debe de estar más "hecho". Sí, estoy de acuerdo con Su en que los mejores platos son los de cuchara. A ver si renuevas tu post que ya lleva ahí varios días.

    ResponderEliminar
  8. Jajajaj Que gracioso, tu has estado "out" durante bastante tiempo!!!! es que ahora entramos en otoño y ya no hay muchos bichos, ni tomates, ni todas esas cositas que me gustan... beso

    ResponderEliminar