viernes, 15 de julio de 2011

Sobre las escalas musicales


Vamos a repasar nuestros escasos conocimientos sobre todo ese mundo de las escalas musicales. Partimos de nuestros doce sonidos que es todo lo que tenemos por ahora: las teclas del piano, blancas y negras. ¿Cuántas escalas hay? Prescindimos de los tonos; es decir, consideramos, por ejemplo, la escala de Re Mayor como la misma escala de Do Mayor, porque el orden de tonos y semitonos es el mismo, aunque no sea la misma la altura, es decir, la tonalidad. Siempre hemos oído que hay dos escalas, dos modos: el mayor y el menor. Pero eso ya no es del todo cierto. Porque distinguimos al menos tres escalas diferentes en el modo menor: la natural o "modo eólico", la que tiene levantado solo el séptimo grado y la que tiene levantados el sexto y el séptimo grados. Combinándolas entre sí estas escalas nos salen las otras dos: la ármónica y la melódica, si no estoy mal enterado. Todo está en el orden de tonos y semitonos. Nuestra escala mayor diatónica, que viene a ser el modelo casi universal de toda la música occidental, tiene el siguiente orden de los intervalos: T-T-S-T-T-T-S para los siete sonidos. Llamamos T al tono y S al semitono. Y los contamos así: De la primera a la segunda nota un tono, de la segunda a la tercera un tono, etc. En la escala de Do Mayor sería: de Do a Re un tono, de Re a Mi un tono, de Mi a Fa un semitono, etc. El modo menor, la otra alternativa, tendría el siguiente "espectro": T-S-T-T-S-T-T. Esta es la escala menor descendente, que quizás tendríamos que haberla escrito al revés: T-T-S-T-T-S-T.
Como vemos ya tenemos algo para "jugar": Cómo combinar estos intervalos entre sí de todas la formas posibles. La primera combinación obvia es por semitonos; entonces nos salen doce grados. Es la escala cromática: Do, Do#, Re, Re#, Mi, Fa, Fa#,... Nuestra fórmula sería: S-S-S-S-S-S-S-S-S-S-S.
Otra combinación obvia sería por tonos. Nos saldrían seis grados: Do-Re-Mi-Fa#-Sol#-La#. Es la escala "entera". T-T-T-T-T-T.
Luego estarían las disminuídas, tan famosas: En ellas se alternan tonos y semitonos. Veamos: T-S-T-S-T-S-T-S. Si empezamos en Do: Do, Re, Mib, Fa, Solb, Lab, La, Si. Otra posible escala disminuída empezaría con el semitono: S-T-S-T,... Es decir. Do, Reb, Mib, Fa,...
Otra famosa es la pentatónica, que dicen que es la más natural y primitiva. En ella se aborrecen los semitonos y se salta por tonos y tono y medio. Así empezando en Do: Do-Re-Mi-Sol-La. Tiene un cierto encanto esta escala. Su "espectro" sería: T-T-T⁺-T-T⁺. Llamamos T⁺ al tono y medio. De todas maneras parece que hay varias de esta especie.
En cualquier caso la suma de tonos, semitonos y 'tonos y medio' tiene que darnos seis tonos que son una octava. Efectivamente, 5*1 + 2*1/2 = 6, en la mayor/menor; 12*1/2= 6 en la cromática; 4*1 + 4*1/2 = 6 en las disminuídas; 3*1 + 2*3/2 = 6 en la pentatónica.
¿Hay más escalas? Hay muchas más. Una especialmente interesante es la de los blues. Es muy particular. Su espectro sería: T⁺-T-S-S-T⁺-T. ¿Cumple la norma?: 2*3/2 + 2*1 + 2*1/2 = 6. Sí, vemos que sí. Está constituída por dos 'tonos y medio', dos tonos y dos semitonos. Por ejemplo, empezando en Do: Do-Mib-Fa-Solb-Sol-Sib.
¿Qué otras escalas existen? Los músicos de jazz han resucitado los antiguos modos, que no sé si son modos griegos o eclesiásticos, el caso es que les han puesto nombres griegos: jónico, dórico, eólico, mixolidio,... ¿En qué consisten? Podríamos decir que en empezar en cualquier tecla blanca del piano y pulsar siete notas seguidas, todas blancas, salga lo que salga, aunque también puedes empezar en otra tecla, claro, en cualquier tecla. Lo que importa es el orden de tonos y semitonos. Así, si empezamos en Do tendremos la escala mayor, que también se llama el modo jónico, pero si empezamos en Re tendremos: Re,Mi,Fa,Sol,La,Si,Do. Esta escala se parece a la del Re menor, pero no es exactamente la misma, porque lleva el sexto grado levantado; su espectro sería: T-S-T-T-T-S-T. Si empezamos en Mi: Mi,Fa,Sol,La,Si,Do,Re. Es decir, S-T-T-T-S-T-T. Como vemos todo consiste en ir variando la colocación de los dos semitonos entre los cinco tonos, o en ir "corriendo" la cinta de la escala mayor/menor hacia la izquierda o la derecha.
Como vemos, combinando de todas las formas posibles tonos, semitonos y 'tonos y medio' podemos inventar muchas escalas. No sé cuántas, porque todavía no he hecho la cuenta, pero muchas. Eso sí, siempre tenemos que cumplir la norma, no podemos sumar entre todos los intervalos más de seis tonos enteros.
Ahora viene la pregunta: ¿Para qué sirven todas esas escalas? Pues, evidentemente, para componer e "improvisar"; improvisar en el sentido que le da el jazz de crear, reinterpretar, explorar. El jazz las utiliza profusamente. Pero nos queda un capítulo pendiente. ¿Cómo se armonizan esas escalas? Ahí sí que me has cogido, porque yo no tengo ni idea. Me haría falta por lo menos algún principio básico con el que empezar. Eso para otro día.

1 comentario:

  1. ¡¡HUY!! Poco puedo opinar yo aquí. Muy bien expuesto, pero yo tengo que comenzar desde más abajo. Saludos

    ResponderEliminar