martes, 21 de junio de 2011

Gotas de tinta



Todo esto que pongo aquí no lo digo yo, porque yo no sé nada. Simplemente lo oigo a mi alrededor o lo leo por ahí. Hay cosas que te llaman la atención y hasta parece que suenan como agudas o atinadas.

Indignados. ¿Pretenden ni más ni menos que "cargarse" todo el sistema? Entonces no resultan tan pacíficos.
- Democracia real. Sí, pero ¿cómo? ¿Votando todos los días por internet? ¿Sustituyendo los medios de comunicación - periódicos, televisión y radio - por los megáfonos o los blogs de personas anónimas o de personajes de las más diversas actividades? ¿Los expertos en sociología, derecho o economía tendrán que dejar la tribuna a los cantantes, los deportistas o los presentadores de radio y televisión, que son ahora los nuevos ídolos de las masas?
- También resulta curioso que los indignados hayan aparecido de repente coincidiendo con el desplome de la "izquierda".
- Dicen que el mundo no está dirigido ni siquiera por los políticos, sino por las grandes multinacionales, que la economía es el nuevo dios de esta sociedad de esclavos, que busca simplemente la manera de llevar a su mesa el pan de cada día. Pero, por otro lado, sin multinacionales no tendríamos coches, ni carreteras, ni viviendas, ni transportes, ni "chinos" donde comprar con calderilla... Ni habría trabajo, ni sueldos, ni fines de semana, ni viajes al extranjero. ¿Cómo harías tu la "conversión"?
- Yo pregunto, por otro lado, si la economía no ha dirigido siempre de forma más o menos patente el gobierno y la vida de la gente. Solo que los modelos económicos han variado a lo largo de los siglos. El feudalismo, por ejemplo, era un sistema económico.
- La gente vive empufada, atiborrada de deudas e hipotecas, pagando toda la vida, viviendo y trabajando simplemente para pagar sus deudas. Me decía uno en una ocasión que esperaba vivir unos cuantos años más, porque "tenía todavía muchas deudas que pagar".
- Ahí están los bancos. En principio, según la más ingenua filosofía, los bancos trabajan con el dinero de los demás, es decir, con dinero prestado; te guardan el dinero, y con él negocian, pero a tí no te dan nada. Y Dios te libre de pedirles un préstamo, porque como no se lo devuelvas a tiempo eso va creciendo y creciendo... y la deuda puede llegar a ser astronómica. Es pura matemática. Además los bancos no tienen nombre ni cara. Son como fuerzas impersonales a las que no es posible dirigirse. ¿Cómo le hablas tú a las "fuerzas telúricas" responsables de los terremotos, los tsunamis y los volcanes?
- Crisis. ¿Quién entiende esta crisis? ¿Faltan alimentos, recursos energéticos? ¿Estamos azotados por las sequías, las catástrofes naturales, la desertización? No. Parece que la crisis es una cuestión puramente monetaria. Es cuestión de dinero, de papeles. Cuestiones financieras. Pero con grandes números. ¿Es un fallo del propio sistema? Hace un par de meses en un programa de televisión se nos explicó la criris de 1929. Creo que la explicación era verdadera y acertada. ¿No se parece esta bastante a aquella? Dinero fácil, pelotazos, fortunas que se crean de la noche a la mañana y suben como la espuma... Dicen que el mundo se dirige desde los despachos. Ahí es donde tendríamos que buscar la explicación de mucho de lo que nos sucede.

2 comentarios:

  1. Buenos días... Me ha encantado leer todo, pero todo el post que nos has dejado hoy ...una verdad como un templo que no sabe uno ya ni lo que esta bien ni mal...da miedo ver estos indignados llenando las calles de España , yo temblaba el otro dia recordando los años en que no se podia ni abrir la boca ,pero ahora no se cierra ni de dia ni de noche ...no se en que parará esto lo veo muy negro y el respeto a la vida y las cosas ...nada no hay...en fin me gustó leerlo y es posible que venga otro rato a verlo de nuevo.
    un abrazo
    Marina

    ResponderEliminar
  2. Hola Marina.- Gracias por tu comentario. Lo malo es que estas cosas no sé cómo se pueden resolver en la calle. Cuando menos resultan incómodas. Pensar está bien, siempre que se piense bien, claro. Haber hay razones para todo, pero con todo este griterío lo único que podemos conseguir es aumentar el desorden. Y a río revuelto...ya sabemos: ganancia de pescadores. Saludos.

    ResponderEliminar