viernes, 20 de mayo de 2011

Dos chistes


Pues para distraer un poco el ánima y librarnos de la tristeza de estos días perpetuamente encapotados de nuestra triste primavera voy a contar dos chistes. El primero lo oí esta mañana según pasaba por el Fontán:
Iba un señor tranquilamente andando por la calle cuando ve venir a un "gachó", amigo suyo, riéndose solo, como para sus adentros.
- ¡Hombre!, Pepe, ¿qué es lo que te hace reir así?
- Pues ya ves, vengo del médico.
- ¿Y...?
- Pues nada, que me ha dado seis meses de vida.
- ¿Y eso te hace reir?
- Sí, hombre, porque, al decirle yo que no le iba a poder pagar en estos seis meses, me ha dado otros seis...
El segundo chiste lo oí ayer en una película de Woody Allen. Estaba Woody Allen trabajando con otros tres compinches en un túnel subterráneo - claro, no va a ser aéreo - para robar un Banco, desde el sótano de una tienda que utilizaban como tapadera, cuando uno de los "bandidos" le pregunta de repente a Woody Allen cómo se va a repartir el botín.
- ¿Cuántos somos?
- Cuatro.
- Pues, es lógico, un cuarto para cada uno...
- Pero ¿y a la chica de la tienda que está arriba no le vamos a dar nada?
- Sí, hombre, contesta otro. Le podemos dar algo, por ejemplo, un tercio...
- Sí, es justo, contesta otro, y otro tercio para la que le ayuda...
Todos quedaron conformes. Solo Woody Allen torció un poco el gesto, porque le pareció que no le salían la cuentas. ¡Qué cerebros! Seguro que ellos no habían oído hablar en su vida de las fracciones egipcias. Es posible que el túnel lo estuvieran haciendo justo en la dirección contraria.

5 comentarios:

  1. Simpática esta nueva faceta. Saludos

    ResponderEliminar
  2. No nos olvidamos de las matemáticas ni en los chistes, jajajaja.

    Muy buenos, los dos.

    Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
  3. Hola Mario, ¿triste primavera? pues aquí hace muy bueno! y estamos cerca.
    Oye, desde luego no te olvidas de las matemáticas ni en los chistes! que bueno!

    ResponderEliminar
  4. Saludos a todas. Pues sí, hoy hizo bueno, pero estos días pasados aquí era como par echar a correr. Nubes negras, perpetuo encapotamiento y hasta frío. No me extraña que el turismo no se acerque por aquí, como no sea para ver nuestros cuatro monumentos y comer una fabada. Sí, era un caso raro, en el mapa del tiempo sobre Asturias una nube negra, y en el resto de España sol.
    Bueno, pues lo de las matemáticas debe ser deformación profesional. O quizás lo heredé de mi padre que cuando no tenía otra cosa que hacer se dedicaba a contarlo todo: ventanas, coches aparcados, pasos, metros, distancias, alturas...
    Un saludo y gracias por vuestra visita.

    ResponderEliminar
  5. De nada! es un placer! viendo la parte positiva no está mal que llueva, este verano va a hacer sequía en muchos sitios. Ya sabes, luego todos son escusas para aumentarnos el precio de todo, como no ha llovido, la carne, la leche, TODO! más caro... Un beso

    ResponderEliminar