viernes, 14 de enero de 2011

Colón y los pobrecitos indios


Vamos a escribir algo, aunque solo sea para que se sepa que todavía seguimos vivos o que no nos hemos ido al África ecuatorial. Sigo dándole vueltas al tema de Colón, por ejemplo, no solo con la Historia del  Almirante, de Hernando Colón, sino con una biografía, que debe ser buena, de Fernández Armesto. Sí, luces y sombras, como se suele decir, sobre toda aquella historia. Desde luego está fuera de duda el heroísmo de aquellos decididos españoles, su capacidad de resistencia, su valentía, así como la pericia marinera de Colón. Lo que está ya menos claro es cómo se administró la conquista y la colonización. Sobre ello ya se ha hablado mucho y no creo que yo pueda aportar más datos. Los datos están ahí en la historia. Desde luego, todas las conquistas e invasiones suelen ser brutales. Es este caso, sobre todo en los comienzos, había que hacer rentable aquella empresa, había que pagar "hipotecas" y la empresa era más bien decepcionante en cuanto a resultados. Muchos se sintieron engañados. Colón aparecía como un fantasioso. Los verdaderos objetivos que se perseguían quedaron muy lejos de ser alcanzados. Sin embargo, a la larga, aquel descubrimiento fue el más importante de todos los tiempos; todo un continente - ¡América! - surgió de la nada. ¡Qué extraños giros da la historia! La empresa de Colón tuvo repercusiones enormes en toda la marcha de la historia. Si él no lo hubiera intentado, quizás lo habría intentado otro, desde luego, más tarde. Pero también hubieran podido pasar otros cien años sin que nadie hiciera nada. En fin, ahí queda eso. Pobrecitos indios, cómo les engañaban con cuentas de colores y cascabeles a cambio de oro, algodón y "bastimentos"... Los pobres indios fueron los que pagaron el pato, aunque había de todo, que mira que los caníbales tampoco eran unas Hermanitas de la Caridad...

6 comentarios:

  1. Estoy completamente en contra de aquellas invasiones a otros países bajo el lema de ayudar y cristianizar. En el fondo acabaron con sus culturas y lo que hicieron fue saquearlos… Sin nosotros ya existía ese continente y una cultura, aunque diferente, creo que superior a la nuestra en aquel tiempo.
    Sí que llegué a pensar te habías ido de vacaciones o te estabas tomando un descanso. Un saludo

    ResponderEliminar
  2. El imperialismo es lo que tiene: llegas, sometes, expolias...

    Buenísima entrada. Felicidades.

    ¡Por fin, viernes!. Que pases un buen fin de semana que el lunes llega rápidco.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Marisa, gracias por tu comentario. Sí, las invasiones y colonizaciones son siempre dolorosas. Ya ves, sigo aquí. A veces me da pereza escribir, pero no se me pasa ni una sola de vuestras entradas. Saludos.
    Towanda, el imperialismo marcó toda una época. Y me temo que bajo formas más disimuladas continúa. Que también tú disfrutes del fin de semana. Ciao.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Cualquier forma de invasión resulta sumante dolorosa. Las bajas suelen afectar a ambos bandos.

    ResponderEliminar
  6. No se como habrá sido lo de Colón, seguramente terrible. No serían muy finos en aquella época, bueno, ahora creo que lo harían igual... robar, violar y matar... Mira, hace poco hablando con un marroquí, precisamente me preguntó a ver si sabía la nacionalidad de las empresas que hacían las carreteras allí, pues resulta que son francesas. Así que el robo contínua... otras formas, otros tiempos. Beso

    ResponderEliminar