martes, 23 de noviembre de 2010

Ubuntu 10_10



Aquí estamos de nuevo dando guerra. Mi última aventura informática ha sido con la nueva versión de Ubuntu 10.10, la última release. Cada seis meses Ubuntu renueva su material, en Abril y en Octubre. Este año ha tocado el 10 del 10 del 10. Fui a los quioscos como es mi costumbre a por el Linux Magazine o el Todo Linux, pero no sé qué pasó este año que no aparecen. Quizás llegué demasiado tarde o no les dió por sacarlo todavía, porque andan con el Linux Mint y el Guadalinex... En fin, que por lo menos pateé medio Oviedo y no viene mal dar algún paseíllo. El caso es que me decidí a bajarlo de Internet. Todo marcha bien hasta que llega el momento de crear un disco “imagen”. Ahí pueden venir las complicaciones. Pero, bueno, parece que superé la prueba y aquí tengo el disquito que hasta parece que funciona. De todas formas no me fío todavía. No me decido a instalarlo, no vaya a ser que me machaque el anterior, que tan bien ha funcionado últimamente. Ahí lo tengo en reserva, junto con otras tres o cuatro distribuciones, que no sé qué hacer con ellas. Ya lo decía aquel: Los ricos tienen sus propias preocupaciones. Me pregunto: ¿Valdrá la pena renovar el sistema? Ubuntu asiste a sus usuarios todavía durante un año o más. Así que me encuentro en una verdadera disyuntiva... To be or not to be...

2 comentarios:

  1. ¡Uf! a mi también me pasa lo mismo, no tengo la última versión del sistema y mis informáticos erre que erre que tengo que actualizar, pero ¿si puedo trabajar otro año más con lo que tengo? ¿que me aporta el cambio? ¿voy a mejor o me voy a poner de los nervios? yo por ahora no cambio...

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que no se acaba de ver cuál es la diferencia. En Windows,en otro ordenador, yo sigo con el XP que debe ser ya de hace 10 años. Y no sé de qué me puedo privar. A lo mejor el arranque es más rápido, es más seguro, más sencillo de manejar... Supongo que hay osas más importantes, como una buena conexión a Internet o un aparato más potente, claro. Saludos, Su.

    ResponderEliminar