domingo, 6 de junio de 2010

Los codecs y los plugins en Linux


Si alguno ha sido pirata informático toda su vida, porque sus presupuestos no daban para comprar el Windows y sobre todo el Office y demás material informático, que se arrepienta cuanto antes, porque desde que ha aparecido el Linux ya no tiene ningún sentido seguir delinquiendo. Se acabó la mala conciencia. Se acabaron los virus - y, sobre todo, los antivirus -. A vivir, que son dos días. ¡Viva el Linux y el software libre!. Pues como te decía, por siete euros - no llega - vas al quiosco más cercano, compras el Linux Magazine de este mes de Junio, y ahí tienes el Ubuntu, con su release más reciente, la 10.04, "Lucid Linx". Yo ya lo hice el mes pasado con el Mundo Linux; este mes le toca al otro. Vas, entras al BIOS - ahora sí me vino la palabra - y en el BOOT pones que arranque en "primera instancia" con el DVD. Instalas y demás. Si tienes algo en el disco duro que valga la pena conseervar, pues lo pasas al pendrive - es decir, al lápiz óptico, la memoria flash... -; es lo mejor, yo ya no sé para qué sirven los discos ópticos teniendo esta maravilla del lapicerito - y ¡viva el que inventó eso del USB, y la madre que lo parió, qué buen servicio que nos hizo! -. Pero te voy a decir un secreto que leí en Mundo Linux de Mayo. No se lo digas nadie... Ya sabes que en Linux nos aburren un poco con eso de los codecs y los plugins, porque con eso de las licencias y no sé qué historias, suele haber problemas sobre todo para temas de video y audio. En Mundo Linux, como decía, hay un artículo sobre el Totem que a mí me parece bueno y, entre otras cosas, nos dice la manera de bajar de una vez todos esos programas que se necesitan para hacer correr sin sobresaltos los visualizadores o reproductores de video y audio. Está relacionado con el entorno Gstreamer - míralo en internet, si te interesa -. Pues bien, vas a la consola o terminal y pones este "ábrete, Sésamo": sudo aptitude install ubuntu-restricted-extras. ¡Cha, cha, cha, chaaaaaaaa! Empezarás a ver un montón de cosas a toda velocidad, que si baja, que si instala, da al gatillo (los triggers),... Y al final se acabaron los problemas con loas codecs y los plugins... Yo lo he hecho y ha funcionado. Y por hoy basta... Otro día más.
¿No sabes quién es esa niña? Pues es Audrey Hepburn, de pequeña, claro.

2 comentarios:

  1. Tienes alma de docente, mira de qué manera más rápida y amena nos has enseñado.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Ana María. Pues claro. me he pasado la vida enseñando a gente que no quiere aprender... Siempre suelo decir que el único que aprende algo es el profesor (!). ¿Usas tú Linux, Ubuntu...? Me ha gustado tu último post. Saludos.

    ResponderEliminar