domingo, 2 de mayo de 2010

Ubuntu Lucid Lynx

Pues sí, actualizado con la última versión de Ubuntu, Lucid Lynx, la 10.04. Los números indican el año y el mes. Se hacen dos versiones nuevas cada año, una cada semestre. Más que versiones, actualizaciones. La carga de los archivos nuevos, 1835, lleva un cierto tiempo. A mí me llevó unas cuatro horas; pero sospecho que la causa debe estar en los servidores, que no podían "servir" adecuadamente a tantos solicitantes. ¡Era el primer día! La renovación debía haber sido hecha el 29 de Abril, pero por razones técnicas no se puedo hacer. Y no sé si el 30 de abril se hizo; quizás sí. Yo la bajé el 1 de Mayo. La tasa de transferencia variaba enormemente, desde más de 400 Kb/seg. a menos de unos pocos kb's. Supongo que la culpa debía ser del servicio. No se puede atender a tantos a la vez. Pues ¿qué novedades hay? No es fácil saberlo todavía. Ubuntu es un sistema "robusto" que no se arruga por cualquier cosa. De los virus no te enteras. Ya se cuidan ellos de procurarte seguridad además de las constantes actualizaciones. Es ideal. Hay cantidad de aplicaciones de todo tipo. Solo tienes que pedirlas. Ellos se encargan de bajarlas e instalarlas. ¿Se puede pedir más? Y todo esto gratuito, sin pagar un céntimo. Que ¿cómo se explica esto? Pues porque hay gente generosa, apasionada por el tema, y gente que opta por el software libre. Yo creo que también muchos llegan a ser conocidos como desarrolladores a través de este software y luego obtienen oportunidades en el mundo comercial. En fin, debe haber mucho que contar. Microsoft debe hacerles una guerra sorda y sin cuartel, porque, claro, les quita clientes. La polémica está servida. Para los que somos pobres, el software libre es una bendición del cielo y si estuviera en nuestra mano lo apoyaríamos con nuestro trabajo y recursos. Es una idea hermosa. Todo de todos. Sí, me dirás, pero también los profesionales del ramo tienen que vivir. Sin duda. Supongo que no faltará trabajo de todos modos en esta tecnología de tan vastos horizontes.

Pues nada, ¡a disfrutar de las novedades!
Ese de la foto no soy yo, ¿eh? Pero ¡brindemos por Linux y el software libre!

No hay comentarios:

Publicar un comentario