viernes, 9 de abril de 2010

Dark Waters



El cocodrilo. Ayer pusieron en el canal Holywood "Black Waters", que podríamos titularla en español El Cocodrilo. Pues vaya con la peliculita. La verdad es que se sufre un buen rato, sobre todo porque no sabes cuál va a ser el final. Te pasas todo el rato discurriendo con los protagonistas cómo salir de aquella situación, subidos a un manglar, sin poder salir de allí porque en las aguas oscuras merodea un cocodrilo despiadado. Sí, a veces ya resulta pesada y querría uno cambiar de escenario, poder aliviar un poco la tensión, sobre todo porque se trata de dos mujeres hermosas y un chico simpático y valiente. Lo curioso es que las soluciones que tú vas descubriendo son también las que se les ocurren a los chicos: que si la cuerda, la barca, los árboles, el revólver,... Lo que yo no me explico muy bien es el remo tan nuevecito y flamante que aparece al final. ¿De dónde salió? Porque la barca había volcado y estado con el casco al aire. ¿Y las latas que aparecen dentro de la barca y que sirven para achicar el agua? Dicen que también en un momento se ve la cámara filmando por el retrovisor del coche, incluso con la lucecita del piloto. No me he fijado en ese detalle. Pero me parece difícil que se les haya pasado. Lo malo es que la película -según dicen - está basada en hechos reales. Pues no quisiera yo encontrarme en esa situación. Sí, la película es opresiva. No resulta precisamente agradable. Tampoco les debió de resultar muy cara, porque figurinistas no hay prácticamente ninguno, ni distintos escenarios, y los efectos especiales no son demasiados. Vamos, que no se puede comparar con Avatar. Pero se puede suplir el bajo presupuesto con un poco de arte, y suspense... pues todo el que quieras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario