sábado, 23 de enero de 2010

Una mañana de niebla




Sí es importante, evidentemente, sentirse cómodos frente a la pantalla del ordenador y frente al teclado y manejar el ratón sin tener que alargar ni alzar demasiado el brazo. De lo contrario ya sabemos: dolores en el cuello, molestias en el brazo derecho, problemas en los ojos, cansancio general... y repugnancia a sentarse frente al cacharrito; lo cual yo no sé si es bueno o malo, porque la verdad es que se emplea demasiado tiempo con este invento. Ahora ya la gente casi no lee, y deja de hacer muchas cosas buenas que se hacían antes por culpa de este juguete, que, bueno, es algo más que un juguete, pero no mucho más. Otro caso es el de los que tienen que trabajar todos los días frente al ordenador, que deben ser ya la mayoría de los empleados de las oficinas. Para ellos es un verdadero problema, casi de supervivencia, este de sentirse cómodos o no frente al aparatito. Porque por todas partes nos encontramos con ordenadores. Todo se hace con el ordenador, hasta las ventas. Estos días me acerqué a una tienda de informática con el tema de ampliar memoria y ver si valía la pena instalar una tarjeta gráfica o comprar un monitor mejor. Pues bien, el chico que me atendía respondía a todas mis preguntas con gran precisión mirando a la pantalla y tecleando no sé qué cosas. Todo lo sabía y, cosa curiosa, me aconsejó no comprar una tarjeta gráfica, pues, según él, no valía la pena ni siquiera para el tema de fotografías - solo para juegos, cosa que no es mi especialidad - y sí me recomendó vivamente ampliar memoria - cuanta más mejor -. Sobre el tema de monitores, pues claro, ahí también, cuanto más mejor, como es lógico. ¿Te imaginas frente a un monitor LCD de 23 pulgadas con no sé cuantos millones de colores, de respuesta extrarrápida,... viendo cuadros famosos, fotografías sin límite, dibujando, programando,...mientras afuera golpea la lluvia los cristales, y oyendo como música de fondo el concierto para arpa, flauta y orquesta de Mozart? Bueno, esto es ya casi sibaritismo. Pero, como digo yo, hay vicios buenos y vicios malos. Este es un vicio bueno. Y de esos, cuantos más mejor también. Bien, pues ergonomía: buen sillón, teclado bajo y ratón al alcance de la mano, junto al teclado, pero verdadero ratón, no ese de los portátiles que yo creo que no entenderé en mi vida, vista al frente, a 60 cemtímetros de la pantalla, y esta a la altura de los ojos... ¡qué importantes son las tres cosas mediante las que nos comunicamos con el ordenador! y estas tres son el teclado, el ratón y la pantalla. Ni más ni menos. Pues todo eso a propósito de la postura. Todas las posturas son importantes, cómo estamos de pie, sentados, en la cama,...(me refiero a las posturas para dormir, claro). Hasta para pensar y orar, según nos dicen, es importante la postura. Y debe serlo también para trabajar. ¿Te imaginas al director de lo que sea con los pies encima de la mesa tal como vemos en las pelícuals americanas? Yo no me lo imagino, pero me resulta simpático. Eso sí que es dominio de la situación y santa despreocupación. Quiere decir que las cosas marchan. Pues a propósito de la memoria, sí, cuanta más mejor. Se nota. Y sobre la Wifi y los adaptadores, pues parece que también depende, aunque yo no sé de qué. Al fin conseguí que me funcione internet en Windows. En Ubuntu no hay problemas con nada, lo reconoce todo sin instalaciones de ninguna clase. Pero la guerra que me dió Windows con el Linksys... Pues todo se arregló sencillamente sustituyéndolo por el adaptador D-Link. Plug and play. ¿Alguien me puede explicar estos misterios?
Pues esa imagen corresponde a Peña Ubiña desde Puerto Ventana, precioso mirador.

3 comentarios:

  1. Hola Mario, yo trabajo todo el día delante del ordenador, de hecho, no podría trabajar sin el... la postura es importante, no cruzar las piernas, apoyar las lumbares bien detrás en la silla, levantarse cada hora al menos.... muy importante la silla. Hace mucho, cuando trabajaba para otros, tenía una silla tan mierdosa que llegaba a casa destrozada, a mis jefes no les importaba, con tal de que sacara el trabajo rápido y bien.... ahora, que trabajo para mi, tengo una silla ergonómica, de diseño italiano, preciosa y muy cómoda. En salud no reparo en gastos... beso

    ResponderEliminar
  2. Por cierto, se me ha olvidado... el monte espectacular!! precioso!

    ResponderEliminar
  3. Hola, Su. Gracias por tu comentario. Sí, creo que es muy importante la postura. Hay que cuidarse. Yo hubo una temporada que no me cuidé nada y empezaron a salirme dolores insoportables por el cuello y la espalda. Desde luego, no es ninguna broma. Y eso que yo soy más bien un aficionado. O sea, que no tengo que trabajar con el ordenador. Otro tema son los ojos. Además de cuidar brillo, contraste y radiación de la pantalla, dicen que es bueno no fijar demasiado la vista, parpadear, y mirar a la pantalla lo menos posible, dejar que la vista pasee un poco a su antojo. Se puede conseguir si tenemoa un buen dominio del teclado. O sea que todos lo trabajos tienen su parte problemática... Ya lo decía aquel, que eso de trabajar nunca puede ser del todo bueno... :)

    ResponderEliminar