martes, 12 de enero de 2010

Sobre Windows, Ubuntu y los obsoletos

Pues aquí estamos de nuevo peleando con estos cacharritos. Lo que no sabía yo es que estos adaptadores Wifi eran tan baratos. 18 Euros un D-link, con todo su aparejo, el disco, la plataforma que permite colocarlo hasta unos 60 cms del ordenador, el librito... Oye que uno se queda admirado. El anterior me costó 50 Euros. A lo mejor era mejor, no lo niego. Pero según me explicó el chico de la tienda, lo que pasa es que ahora están pasando a otro nivel, a una banda más ancha o algo así, y entonces a los que no estamos a mucha altura nos venden los "obsoletos". O sea casi nos los regalan; pero sirven igual. Ahora mismo me estoy manejando con un ordenador "obsoleto", un triste Pentium IV, que estaba para desguace, porque el otro, el mío, está en "fase de ampliación". Y como el chico que tiene que hacer eso lo mismo puede tardar una semana - algo que probablemente no le lleve más de un cuarto de hora - pues aquí estamos ensayando, con los obsoletos. Pero van muy bien. Bueno, iban, porque ahora ya me empiezan a hacer extraños. A lo mejor - o a lo peor - es un virus, que ya se me coló, porque en este campo de Windows yo soy un cándido. Como vengo de Ubuntu donde no nos cuidamos de esas pequeñeces...Aquí tienes que venir armado. Luego está el antipático de Windows recordándonos constantemente que nuestro sistema quizás no es auténtico y que nos andemos con cuidado... Pero si yo ando todavía con un XP que está más que obsoleto... Tendrían que regalármelo. En Linux no tenemos esos problemas. Allí todo es gratuito. Y para mí que es técnicamente de mayor altura, más Unix. Pero qué vamos a hacer. De todos modos tenemos que estar agradecidos a Microsoft, y mucho. Sin ellos no hubiéramos tenido nunca informática personal. Me parece a mí. Aquel mítico MS-DOS de tan buenos recuerdos para los veteranos y el Windows que hemos pirateado durante tantos años...Si se hubieran puesto en el plan del Pick, pues no te digo. Ahí tenías que pagar religiosamente. ¿Qué será del Pick? El Pick de mis amores, cuánto sufrimos y gozamos con el Pick. Eran otros tiempos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario