jueves, 28 de enero de 2010

El fichero


Una cosa que se me ocurrió esta mañana al ver una especie de baraja fue volver sobre el viejo tema de las fichas. Efectivamente, la tal baraja era una colección de fichas sobre un determinado tema. El tema no nos importa ahora, porque cabe cualquier tema, claro. En cada ficha una información, un texto, una fórmula, un teorema, un problema,etc. Ahora con los ordenadores lo tenemos bien fácil. Puede ser un trabajo grande, pero si se va haciendo poco a poco podemos llegar a tener un verdadero tesoro sobre cualquier tema, muy útil para todos los que se dedican a escribir, hablar, investigar, dar clases,... Esto es evidente, pero no sé por qué razón estas cosas no las llegamos a plasmar nunca la mayoría de los que no estamos demasiado ocupados. A lo mejor es precisamente por eso. Internet es muy útil para muchas cosas, pero podemos perder mucho tiempo "navegando" de aquí para allá sin sacar demasiado, aparte de que lo que uno busca concretamente no es siempre tan fácil encontrarlo. A mí me extraña que ahora que hay programas para todo no haya nada, al menos que sea bien conocido, para esta tarea de crear y mantener un fichero. Me refiero a fichero de citas, textos, informaciones, problemas, bibliografía y cosas por el estilo. No me valen las llamadas bases relacionales tipo Access. Esas son buenas para hacer inventarios, listas de clientes, de direcciones o para bibliotecas, pero no para aquello de lo que ahora estamos hablando. Claro, cabe la posibilidad de emplear un documento Word para cada ficha, pero creo que no iría la cosa así. Además ¿cómo se administraría ese fichero? Tengo idea de que en el Mac había algo de esto hace ya muchos años. Parece mentira que a Microsoft todavía no se le haya ocurrido. Bueno, no es extraño. Si internet le cogió en su momento por sorpresa...Humberto Eco contaba en una ocasión cómo trabajaba él sus libros: Contrataba a un par de secretarias, las ponía en una biblioteca y les mandaba que durante unos cuantos meses recopilaran casi al azar toda la información que existiese sobre un determinado tema. Luego con un programa elemental, según él, trataba toda aquella información y seleccionaba unas cuantas docenas de textos interesantes. Sobre ellos montaba su próximo libro. Esto sería posible hacerlo hoy día casi sin moverse de casa y sin secretarias. Lo único que nos haría falta sería ese programita. A lo mejor nos toca a nosotros hacerlo, a nuestra medida, claro, aunque sea en el Básic más elemental, que aprendimos de pequeños...(o no tan de pequeños). Quizás también es verdad que no sepamos explotar el sistema de hipertexto, dentro de un mismo documento o entre documentos. Eso que al principio a mí tanto me llamó la atención y que constituía una verdadera novedad cuando salió, apenas lo hemos explotado. Puede ser que ahí esté la clave. No sé. Estudiarélo.
El cuadro que aparece arriba es de Jesús Casaus. Está escaneado del libro que nos ha regalado Cajastur. I like that. Para más datos sobre este pintor catalán tan querido en Asturias ver en Google, por ejemplo, Jesús Casaus o bien, la Hora de Asturias.

13 comentarios:

  1. Esta es una prueba con Anonymus

    ResponderEliminar
  2. Esta es otra prueba con Nombre/URL

    ResponderEliminar
  3. Esta es otra prueba con Cuenta de Google

    ResponderEliminar
  4. U séase que no es tan difícil poner un comentario, téngase o no se tenga cuenta en Google. Primero se escribe el comentario, luego se pincha en la casilla correspondiente y luego se envía pinchando en publicar comentario.

    ResponderEliminar
  5. También se puede enviar el comentario a la cuenta de Google, en este caso elmirlin@gmail.com, elgiendo la casilla del cuadradito.

    ResponderEliminar
  6. U séase, que los que no escriben comentarios es porque no quieren. Lo cual me parece muy bien. ;-)

    ResponderEliminar
  7. ¡Te encuentro experimental! Yo entré aquí para decir que, si escribes un programa así, me cuentes entre la clientela. Me gusta mucho la idea o el esbozo que entiendo.

    Durante un tiempo tuve el humor de guardar páginas html. También llegué a tener una cantidad enorme de favoritos o marcadores relacionados con el trabajo, todos bien organizados, que se fue al traste una vez que me vi obligada a formatear el ordenador. Y manejé un poco bases de datos de las antiguas y tienes razón: valen para listas de clientes, pero no para atesorar datos como los que cuentas.

    En cuanto a la falta de comentarios, es uno de los grandes misterios de la Internet. Qué le vamos a hacer. Son estas paradojas de la comunicación moderna: tanta gente con algo bueno que decir que tiene la impresión de hablar al vacío.

    De todos modos, como siempre, un gusto leerte.

    ResponderEliminar
  8. Hola Mercedes, Gracias por tu comentario. Pues ese tema de las fichas, de atesorar información bien organizada y que pueda ser manejada, siempre me interesó. Sigo sin entender por qué no hay programas para eso. Lo que tú has hecho es un camino, sin duda, pero me parece como algo muy pesado, como demasiado volumen de información y, quizás, poco significativa. Lo que interesa, generalmente, es un párrafo, unas pocas frases, un dato, etc., la idea clásica de "ficha". Y que no tiene por qué proceder exclusivamente de internet. Yo por el momento solo veo la solución en el clásico archivo de Word en el que escribir, copiar y pegar, eso sí, con enlaces entre esas fichas vía hipertexto, dentro del mismo archivo o entre archivos. A ver si hago alguna muestra y te la paso por correo. Lo del programa me parece que va a ser mucho para mí por el momento. Lo poco que aprendí de programación lo tengo casi olvidado, aunque ahora ando otra vez con el C. Bueno, me alegro de hablar contigo. Saludos a tu gente. ¿Te has fijado que ya canta el mirlo? :)

    ResponderEliminar
  9. Hola de nuevo:

    Sí, es como dices: lo que yo hice era un engorro y una peste difícil de manejar, y me daba cuenta de sobra. Intentaba que sirviera de ejemplo, para apoyar tu idea del programa necesario. Lo de que tú lo diseñes era un guiño provocador: acababa de leerte la entrada más reciente sobre el C. Aunque seguro que, si te pusieras a ello, sacabas un programa fenomenal.

    Puesta a basarme en algo, de todas maneras, no sé si escogería Word. Es un programa caprichoso y nada atractivo. Lo tengo dominado para lo que quiero, pero no me tienta investigar nada que no me concierna directamente. Por ejemplo, en su momento tuve que entendérmelas con el editor de ecuaciones; pues bien, averigüé lo que pude, y disfruté, no por el Word, sino por la disposición correcta de las fórmulas... y nada de esforzarme en investigar más.

    Por más que hayamos criticado las bases de datos, me parecen más apropiadas para nuestras fichas y utilizaría una como punto de partida. Sin embargo, Access está desacreditada, según tengo entendido, por lo vulnerable que ha resultado a los virus. Bueno, no solo desacreditada, sino ya inexistente en el Mac, por ejemplo.

    No sé si me explico con claridad; son las tres y algo de la mañana. De todas formas, NO, no he oído al mirlo y eso me toca ahora la moral. Me irrita incluso. Mañana salgo de casa a ver y escuchar, que ya está bien de encierro. Leo antes a Anna Hevia que anda por ahí observando estrellas y ahora me sales tú con lo del mirlo. Y yo, con estos pelos y ante el ordenador. ¡Atontada voy a quedar! Nada, menos mal que me recordáis que hay un mundo hermoso fuera de las cuatro paredes.

    Hala, perdón si me he alargado, pero a estas horas no puedo ser sucinta. Abrazos.

    ResponderEliminar
  10. Hola!
    También puedes almacenar datos en Powerpoint, usando una diapositiva por frase/texto/enlace/foto. Puedes incluso formatear la página a tu gusto- ponerle fondo, cambiar la letra, construir la diapositiva de forma que el conjunto de los elementos "formateadores" complementen a la pieza de información que quieres almacenar, práctica o artísticamente.
    Luego si lo quieres imprimir hay un montón de opciones: puedes imprimir una diapositiva por página, o dos o tres o seis.
    No sé, dime qué te parece.

    Ya has podido acceder a mi blog?

    ResponderEliminar
  11. Hola mis queridas corresponsales. Os contesto rápidamente porque ahora no tengo tiempo y esta mañana me la pasé subiendo por el Aramo a buscar la nieve y ¡el canto del mirlo! Más tarde seguiremos hablando. O sea, ¡que has descubierto el TeX, Mercedes! ¿Sabías que es ideal no solo para las matemáticas sino también para la autoedición? Lo que escribes queda como de libro, perfectamente ajustado. Yo lo usaba en Zamora para dar apuntes y hacer exámenes. Es formidable. Ya hablaremos. Lo del Power-Point no lo había considerado,Anna. Voy a ensayarlo. Es verdad que puede quedar como una ficha perfecta que incluso puedes luego imprimir en cartulina y llevártela para lo que haga falta. Bueno, abrazos. Gracias por vuestros comentarios. Mario. Lo del FB verélo.

    ResponderEliminar
  12. Con lo de Powerpoint, la característica que más me gusta es "Group": te dedicas a rellenar una página de objetos (dibujos, fotos, rayas, texto, copy/paste, etc), los ordenas (bring to front, send to back, etc), los mueves... y cuando todo está en perfecto equilibrio inestable, hace "Select All" y a contunuación "Group" y aquello se queda más fijo que una roca de granito; nada se mueve ni se descoloca y te queda la ficha perfecta (y siempre hay la posibilidad de "ungroup" si quieres arreglar algo...)

    ResponderEliminar
  13. Gracias, Juan, por tu contribución. Ensayaremos esa característica. Yo solo estoy empezando con esto del Powerpoint. Saludos.

    ResponderEliminar