sábado, 19 de diciembre de 2009

El Oviedo redondo



Sí, llegaron las nieves. Nieva, nieva,... La nieve es silenciosa. No es como la lluvia, que es ruidosa, golpea los cristales y arma gran escándalo. No, la nieve es callada. Tienes que asomarte expresamente a la ventana para enterarte de que está nevando, y en este caso con alegría. Me extraña ver gente por la calle, eso sí, con sus paraguas, y algún que otro coche circulando. Hoy, sábado, de todas maneras la gente no tendrá que trabajar; así que a disfrutar en casita detrás de los cristales "al amor de la lumbre" o de la calefacción central. Pues han anunciado grandes bajadas de temperatura para hoy y esta noche. No podremos resisitir la tentación de dar una vuelta a la manzana. Todo eso del aire frío y la nieve mansa... Lo malo es para los que necesariamente tengan que viajar en estos días: puertos de montaña, hielos y problemas. Bueno, está el tren, que cada vez es mejor y el avión. Aunque al avión yo no le tengo ninguna simpatía. Solo tener que meterme en aquel tubo ya me da claustrofobia. Eso sí, gozo como un enano con los despegues. Es raro, porque es el momento de más peligro, según dicen; pero a mí eso de poner los motores a tope y correr sobre la pista me produce una emoción especial. En fin, si la nieve no llega a cuajar, siempre nos quedará el consuelo de subir al Naranco para oir "crujir" la nieve bajo la suela de las botas. Me gusta ese crujido.
Pues esa foto aérea de Oviedo nos muestra con gran exactitud el llamado "Oviedo redondo", restos de la antigua ciudad medieval contenida en su muralla. Para Sánchez-Montaña, el autor del blog Ovetum, que recomiendo vivamente, es una prueba de un antiguo "oppidum" romano, contenido en esos mismos límites, una especie de ciudad-campamento, como indica en la siguiente fotografía. Para más detalles ir a su blog. Es interesante para los amantes de las antigüedades o del origen de las ciudades. Para orientarse un poco en la imagen: La plaza de la catedral está en el centro, la universidad a la izquierda, arriba se ve muy grande un edificio; es el convento de Las Pelayas; abajo se ve una "cosa" extraña, que parece un ataud gigante, es el antiguo edificio de la Plaza del Mercado de Trascorrales. También se ve muy bien la muralla de la calle Paraíso, y el Paraguas. Sorprende la cantidad de edificios con su patio interno. Son los antiguos palacios o conventos. Para más abundamiento ponemos la otra fotografía:

Bueno, y por hoy basta. Felices Navidades a mis lectores. :)

2 comentarios:

  1. Feliz Navidad a ti tambien!!! mi nombre es Enid :p bueno lo de las notas musicales, en mi portatil lo hago presionando Fn y Alt mas 13 y Fn y Alt mas 14...cuidate mucho!!!

    ResponderEliminar