miércoles, 18 de noviembre de 2009

May you walk gently through the world



Pues pensando en qué imagen podría subir a este carro me pareció buena esta que debí de encontrar en algún tag de esos que te mandan personas afectuosas - o tal vez la robé en algún blog -. Hay otra bendición de este mismo estilo que leí en varios sitios y que me gustó más que ésta. Si la encuentro, ya la pondré también. Pero ésta está bien. Muy apache, claro. Siempre me cayeron bien los apaches y no sé por qué; supongo que por las películas, claro. Sobre todo por aquella maravillosa de "Bailando con lobos". Creo que eran apaches. O a lo mejos eran sioux o comanches, o quizas navajos... No, creo que eran apaches. (Pues, vaya, acabo de descubrir que los indios de esa película eran sioux). Dirán que es una película idealizada. Yo siempre digo que la realidad es más hermosa todavía. Todo cuanto contemos de lo que vivimos y vemos a nuestro alrededor nunca pasará de ser un pobre esbozo. La gente es hermosa, la naturaleza es hermosa. Como decía Rilke en sus Cartas a un joven poeta, "si su vida le parece pobre, no la culpe, cúlpese a sí mismo, que no es capaz de extraer sus riquezas". Bueno, la cita exacta no la recuerdo pero iba la cosa por ahí. Pues los apaches eran hermosos. Aunque cuando los cabreaban eran capaces, claro está, de hacer barbaridades, como hacemos nosotros también. Pues siguiendo con lo de las bendiciones, la Biblia pone muchas bendiciones. Son muy hermosas. Creo que en el Violinista en el tejado sale una que me encantó. Es en el momento en que bendicen la mesa. Pues para los que no sepan inglés ahí va mi traducción:

Que el sol te confiera nueva energía durante el día,
Que la luna te restablezca suavemente durante la noche,
Que la lluvia lave tus preocupaciones,
Que la brisa inocule nuevo vigor en tu ser,
Que puedas caminar elegantemente por el mundo
y conocer su belleza todos los días de tu vida.

La verdad es que el penúltimo verso, "may you walk gently through the world", yo no lo traduciría, porque suena muy bien en inglés. Quizás estaría mejor traducido por "marchar con elegancia - gentileza - a través de la vida" o algo así. Pues eso, ante todo elegancia, con todo lo que eso conlleva, gentileza, dignidad, caballerosidad.
Vemos también que en el poema, porque es un poema, intervienen los elementos de la naturaleza, el sol, la luna, la lluvia, la brisa o el viento,... y nos habla de belleza, de la belleza del mundo. Ya no hay apaches que corran a caballo por las praderas. En fin, es una pena. Pero si no tenemos apaches, nos quedan por lo menos "otros muchos Anapurnas" en la vida de los hombres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario