jueves, 29 de octubre de 2009

La domus

Ahí vemos el llamado palacio de Quirós Benavides, con su escudo en la fachada, en la Plaza de Riego. Que ¿quién fue Benavides? Bueno, eso lo contaremos otro día. Pero hoy hemos avanzado con el tema del Bombé; lo último que he averiguado es que se llamaba así a unos carricoches de un solo pasajero tirados por un caballo. Al parecer eran frecuentes en ese paseo. Es una explicación bastante verosímil. En ese mismo libro, la Enciclopedia Asturiana, en el tomo dedicado a las ciudades, hay muchas fotografías de la ciudad tomadas desde el aire. Eso tiene la ventaja de que adivinas el interior sin tener que entrar en ninguna. Casi todos esos palacios antiguos tienen un patio central, una especie de claustro, algo muy romano. Era la forma de construir del XVII y el XVIII, un poco al estilo de los conventos, pues esos palacios tenían algo de conventos. Pero ese patio interior tiene sus encantos; es un espacio silencioso y tranquilo, donde se pueden cultivar también algunas plantas, un espacio exterior, pero, a su vez, defendido del exterior. Los romanos tenían mucha idea sobre esto. Dicen que en las casas romanas todas las habitaciones daban hacia ese patio interior y en él hacían prácticamente la vida. Es muy interesante estudiar esto. Yo tengo esa imagen de la casa romana de aquellos diccionarios de latín Spes, que usábamos en el bachillerato, todo aquello del compluvium y el impluvium. Para enterarte mejor solo tienes que buscar por "casa romana". Por ejemplo, Casa Romana Desde luego, aquella gente sabía vivir. Bueno, los que podían, aquellas familias poderosas con servidores y esclavos... Era la domus. Porque nuestra casa, que también es palabra romana, más bien significaba chabola o cabaña.
Más información en Wikipedia: Domus Aunque me parece un poco exagerado lo de las dimensiones: 120 x 30 metros. Me parece que ahí debe de haber algún error. 120 metros es lo que puede medir un campo de fútbol con tribunas y todo. Y además resultaría demasiado alargada y no se compadece con el plano, que ese sí me parece bueno. Y está hablando de la primitiva casa romana, sin la añadidura del peristilo. La imagen de abajo está tomada de ese artículo de Wikipedia.


Pues nada, que nuestros pisitos no son nada al lado de la domus. Pues sí, podemos cantar aquello de "el atrium de mi domus es particular, cuando llueve se moja como los demás".

No hay comentarios:

Publicar un comentario