viernes, 30 de octubre de 2009

Corte Real

Esta foto parece un dibujo, un dibujo con perspectiva, hecho casi con tiralíneas. Es una buena foto, no sé de dónde la habré sacado, pero pienso mejorarla, un día de estos "cuando vuelvan las lluvias". Ahí vemos a la izquierda el sólido palacio del Marqués de Camposagrado y detrás el de Valdecarzana, que fue casino en el XIX y aparece en la literatura de ese siglo. Pues Oviedo, según nos están contando ahora, fue creciendo de una forma concéntrica, a partir de un punto que podemos colocar detrás de la catedral o en la misma catedral, por sucesivas ampliaciones hacia el exterior. Todavía en la edad media tenía una forma claramente circular, limitada por murallas, que fueron tres, correspondientes a otros tantos Alfonsos, nuestros dos grandes Alfonsos, el II y el III, y Alfonso X el Sabio. Pues en la zona desde donde está tomada la foto, un poco a la izquierda, estuvo localizada durante mucho tiempo la fortaleza de Alfonso III el Magno. Bueno, como se puede ver, estoy "empollao", como decimos aquí. Otro día seguiremos hablando no "del gobierno", que resulta muy aburrido, sino de nuestro glorioso pasado, que por lo menos resulta muy entretenido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario