domingo, 18 de octubre de 2009

Antigüedades


Pues esa foto corresponde a la parte de atrás de la catedral, el ábside o trascoro o como se llame. Creo que tiene un nombre específico. Como vemos hay un amontonamiento de paredes que le quitan gracia a ese extremo de la catedral. En primer término vemos una esquina de ese museo arqueológico que ha sido o está siendo restaurado. Lleva ya como unos cinco años y no acaba la cosa nunca. Dicen que ese museo es bueno, o por lo menos lo era. No sé en qué parará la cosa. Pues por ahí, en esa zona, nació Oviedo, con el monasterio benedictino de Máximo y Fromestano, aunque, según nos han dicho, el concejo en general ya estaba poblado desde mucho antes; pero, claro está, no demasiado. Además es difícil investigar en el suelo de las poblaciones, porque los restos, si existen, han sido frecuentemente destruidos o tapados por otras edificaciones. Pero la historia es muy larga. Una cosa interesante para investigar la actividad de antiguos pobladores son las minas. En Asturias hay muchos restos de minas antiguas, y no solo romanas, sino también anteriores, como por ejemplo las de cobre de la falda del Aramo. Bueno, pues otro día más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario