lunes, 21 de septiembre de 2009

El Bombé


Pues ese airoso quiosco de música está en el Paseo del Bombé, que debe de tener ya más de 100 años de antigüedad. Por detrás, uno de los árboles que asoma es el más viejo del Campo San Francisco. Tiene 300 años. Aunque tengo algunas dudas: El que escribió el artículo de la Nueva España habla de un castaño, y yo ahí no he localizado más que dos robles, que merezcan ser tenidos por antiguos. En fin, terribles perplejidades. No debiéramos irnos a la tumba sin resolver estos problemas. En todo caso, el paseo del Bombé, del que, al parecer, ya habla Clarín en la Regenta (último cuarto de siglo del XIX) es un lugar muy agradable en todas las estaciones. En él se juntan los viejos y los niños; todos a tomar el sol o la sombra en un ambiente apacible. Los jubilados pasean en grupos de hasta cinco discutiendo, claro está, de política y de fútbol, después de tomar el café en la Residencia que está un poco más arriba, porque allí el café resulta unos céntimos más barato. Y los niños, por las tardes, corretean felices en la edad de la inocencia. Bien, pues eso.

5 comentarios:

  1. ¿Y no hay ningún carbayón? ;)
    Monna

    ResponderEliminar
  2. ¿Te refieres al carbayón-persona o al carbayón-árbol? Carbayo aquí es el roble. El carbayón famoso estaba en la calle Uría. Ahora han plantado otro, según dicen descendiente de aquel, cerca del Campoamor. Si te refieres a las personas ya te pondré otro día algún "paisaje con figura". :) Cúidate, Monna. Mario.

    ResponderEliminar
  3. Me referia al carbayón-árbol, como el de la calle Uría, donde creo recordar pusieron una placa... ¿o estoy confundida? además de colocar allí a su descendiente. :)Y sí, recuerdo que los ovetenses son todos "carbayones"... ;) ¡Tengo un montón en mi familia!

    ResponderEliminar
  4. El carbayón sí estaba en la calle Uría que entonces era más bien una carretera que venía de la estación del Norte. El tren entró muy tarde en Asturias por el tema de Pajares. Palacio Valdés todavía cuenta que él de adolescente, hacia 1870, para viajar a Madrid tenía que coger la diligencia en la plaza de la catedral para llegar a León a coger el tren. Les llevaba toda la noche y la mañana del día siguiente llegar a León. ¡Qué tiempos aquellos! Y al lado del carbayón estaba la plaza de la Escandalera, que se llamaba así porque allí se vendía escanda, un cereal con el que se hacía pan. Bueno, perdona tanta erudición. TE felicito por tu ascendencia asturiana. Buena madera. Saludos. Mario.

    ResponderEliminar
  5. ¡Asias! ¡Igualmente!

    ResponderEliminar