lunes, 3 de agosto de 2009

El proyecto del Escorial

Este fue el proyecto primitivo del Escorial. La verdad es que me gusta el dibujo como tal, más que como proyecto. El dibujo y la pintura siempre fueron para mí "asignaturas pendientes". No sé si en lo que me queda de vida lograré todavía realizar algo en este sentido. La verdad que cualquier cosa que uno pretenda se puede llegar a conseguir, pero ¡cuánto tiempo y ganas se necesitan para llegar a algo!. Bien, pues como vemos, este, dicen, fue el proyecto primitivo del arquitecto real Juan Bautista de Toledo. Un monasterio convencional, con una buena iglesia. Quizás hubiera sido lo más razonable, pero, evidentemente, se optó por algo mucho más complicado. Bueno, no mucho más. Si nos fijamos, el proyecto definitivo fue, sencillamente el doble de este. Es decir, este mismo solo que doblado. Este tiene cinco patios, contando el claustro; el otro tiene diez, con la basílica en el centro y dos torres en vez de una. No sé quién haría el dibujo, pero se ve que es alguien acostumbrado a hacer bocetos, con una seguridad extraordinaria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario