viernes, 24 de julio de 2009

Perspectiva


Pues no está mal la perspectiva, sobre todo por el reflejo del agua en el suelo y por los geranios del balcón, que tanta gracia dan a las fachadas. Pues qué te voy a contar, que sigo con ese libro de "Lo que he visto en China". El libro no está mal, pero está escrito hacia finales de los 60, por lo tanto no debe tener mucho que ver con lo que ahora podríamos ver allí. Pero te pone en antecedentoes de cómo se desarrolló el comunismo en aquel inmenso país. Lo que más me llamó la atención fue el sistemático adoctrinamiento, que empleaba todos los medios de una forma descarada. Todo se pretendía explicar y utilizar en clave política y en la dirección del "socialismo". Eso sí que se llama totalitarismo. Pero yo creo que esos métodos a la larga se despretigian ellos solos, porque se les acaba "viendo el plumero" y porque indefectiblemente generan nuevas clases, las de los que alcanzan el poder, las de los funcionarios y las de los que ocupan los cargos o se acreditan como más leales a los dirigentes o a las ideas del Partido único. Ahí la libertad brilla por su ausencia. "Libertad ¿para qué?", respondería alguno. En aquellos tiempos, al parecer, todo consistía en "producir", y todo estaba en función de eso. Producir para la nación, para el Estado, el cual, a su vez, se suponía que tenía que atender a todas las necesidades de "las masas". Lo que más repugnancia me produce es que las artes, la música,la historia y hasta las ciencias sean utilizadas con fines propagandísticos y retorcidas y reinterpretadas. De todas maneras, la gente tiene que vivir, gozar lo mejor que pueda de este mundo, reproducirse,...y nadie nos puede quitar el derecho a pensar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario