lunes, 27 de julio de 2009

Los lagos y la colmatación


Pues ese es el Lago Enol, compañero del Ercina y algo más grande, porque el primero, según dicen los geólogos, se está "colmatando"; es decir, tiende a desaparecer, que es el destino final de todos los lagos, como es lógico, pues los "derrubios" aportados por las corrientes que alimentan el lago tienden a almacenarse en el fondo del mismo, y porque las plantas, desde la orilla, avanzan irrefrenablemente hacia el centro del lago. Es decir, el lago se transforma primero en pantano, hasta que la vegetación de mayor porte acaba instalándose sobre el antiguo lago. Algo de eso se nota en las orillas del Ercina, que están más o menos permanente encharcadas y ceden al paso del que se aventura por sus orillas. Pues por aquí seguimos "encapotados". Nubes oscuras se ciernen en el horizonte. Yo me pregunto si esta especie de somnolencia, que en ocasiones nos invade no tendrá algo que ver con la disminución de la presión atmosférica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario